LIDERAZGO DE CRISTO...EN TODO SU PUEBLO

7/5/2006

Liderazgo de Jesús

En Todo Su Pueblo

La Vida De Cristo

Cristianismo falso por muchos años ha rebajado a las personas. Toma pocas personas y las coloca al frente como “líderes”, dejándolas ricas, famosas y con poder, mientras rebajan a la mayoría de las personas. En los Estados Unidos, en India, en Polonia, en Rumania, en Brasil y en todo el mundo hay cristianos “héroes” y hay cristianos de “segunda clase”. Eso está muy equivocado. Jesús incluso le dijo a los 12 apóstoles, en Mateos 23, ¡no llamen a nadie profesor, padre, líder, maestro, rabino, pastor, reverendo, porque ustedes son todos hermanos con un Padre! No hay “héroes” en el Cristianismo Verdadero, excepto Jesús. No debe haber jefes oficiales que controlan las decisiones, el dinero, y las personas—excepto Jesús en, y a través de Su Pueblo, juntos por Su Espíritu.

La Biblia dice en Efesios 4 que cuando Jesús fue al Cielo y envió Su Espíritu, Él tomó partes de Si Mismo y las esparció por todo el Cuerpo de Cristo, la Iglesia. Jesús tomó todos los dones que Él tenía (y Jesús tenía muchos dones espirituales, ¿o no?) y Él se los dio a Su pueblo como un todo. Él no tomó todos los dones que tenía y los depositó en el “pastor” o en un “hombre de Dios”. Las Escrituras dicen que Él tomó todos Sus dones y se los dio a todo Su cuerpo. La Biblia dice que el Espíritu es depositado y dado como un Don, como el Espíritu desea, sobre la Iglesia entera. Si realmente eres un cristiano, si has abandonado tu propia vida por Jesús, entonces el Espíritu Santo te da un don muy especial.

Y tu don forma parte de Jesús. La Biblia lista muchos tipos de dones. El Espíritu Santo, por ejemplo, da misericordia como un don. El don de misericordia es parte de Jesús que Él les dio a algunas personas. Es un don sobrenatural. Todos nosotros deberíamos tener misericordia, ¿o no? Pero hay una misericordia sobrenatural que es un don del Espíritu Santo. Y como toda la autoridad pertenece a Jesús y todos los dones que cada uno de nosotros tenemos forman parte de Jesús, entonces debemos someternos a los dones que están en cada uno de nosotros porque Jesús es quien los depositó.

De esa forma, el liderazgo está en todas las personas de Dios. La Biblia nos llama Reino de sacerdotes. La Biblia no dice un Reino con sacerdotes, sino un Reino de sacerdotes. No hay sólo un grupo especial como los sacerdotes Levitas del Viejo Testamento. En la Nueva Alianza todos los que forman parte del pueblo de Dios deben ser sacerdotes uno para el otro. La intención de Dios no es tener un hombre santo especial que puede dar sermones. La Biblia dice que Jesús ascendió al cielo y Él le dio Sus dones a todo Su pueblo. Él hizo un Reino de sacerdotes. Él puso parte de Si en cada una de las personas de Él que verdaderamente es convertida, joven o viejo. Es por eso que necesitamos los dones uno del otro. Necesitamos todos los dones de Jesús. Existen centenas de dones, porque TODO lo de Jesús fue derramado en Su Familia. Es por eso que Jesús dijo que todos nosotros debemos ser como hermanos entre hermanos. Nosotros no necesitamos un hombre y un don que quede al frente de nosotros. Nosotros no debemos permitir más eso. Todos Sus verdaderos convertidos, aquellos en quien Él Habita, que viven consagrados diariamente uno con el otro y que son visiblemente de Él (Heb 3:12-14)—¡TODOS son Sacerdotes!

No existe una autoridad especial que está en un solo “hombre de Dios” y todos los otros sólo se sientan y asisten al culto. Debido a la manera en que los hombres construyeron la iglesia durante los últimos 1.800+ años, estamos actuando como si hubiese solo un don—el don de “pastor”. (¡O talvez a todos los otros les sea permitido tener el “don de dar dinero”!) ¡Pero “pastor” es sólo un don! Si construimos equivocadamente, todos nosotros perdemos. Si un hombre es colocado al frente para ser el “pastor”, y todos los otros sólo se sientan y escuchan todo el tiempo, entonces nadie comparte su don. Ellos sólo reciben los dones del “pastor”. ¡Eso es muy pobre y corruptible! Si queremos ver la grandeza de Dios, si queremos ver todas nuestras vidas cambiadas y las vidas de nuestros niños cambiadas, necesitamos TODO de Jesús. Los dones que cada una de las hermanas y hermanos tienen son partes de Jesús. Hasta los niños tienen dones que son parte de Jesús. Nosotros necesitamos todos esos dones en nuestras vidas. Somos todos hermanos. El corazón de Dios es que el don que tienes sea dado a mí y el don que yo tengo te sea dado. No debemos conformarnos con solamente una parte de Jesús. ¿Amén?

¿Entiendes ahora porqué dijimos que tienes que tener valor? ¡Las cosas necesitan cambiar! No puedes continuar haciendo lo que siempre has hecho. Tendrás que decidir usar más tus dones e invitar a otros a hacer lo mismo. Tendrás que decidir ser obediente y tener valor. Si continúas sentado en tu silla o en el piso todo el tiempo y no usas tus dones más de lo que has usado, tus dones continuarán desafinándose. “Aquél a quien le fue dada confianza o un don, tendrá que mostrarse fiel.” ¿Recuerdas lo que le sucedió al hombre que enterró su talento? Jesús dijo: “Siervo malo y perezoso”. Es eso lo que Él nos dice cuando no hacemos lo que debemos. Si yo no uso mi don, o si no usas el tuyo, seremos “malos y perezosos”.

¿Qué pasaría contigo si fueses un corredor Olímpico acostado en una cama y alguien toma una cuerda y te atare? Aunque fueses un atleta campeón, si fueras atado a una cama tus músculos se atrofiarían y en consecuencia morirías. Todo tu potencial sería perdido porque fuiste amarrado a una cama por meses o años. ¿Se puede ver como las tradiciones de los hombres anulan y roban la Palabra de Dios? ¡El modo en que hemos construido en la Casa de Dios durante 1800 años ha atado a la mayoría de las personas de Dios a una cama! Ellas no pudieron levantarse, correr y cumplir sus destinos porque los hombres han construido erróneamente, sin seguir la Palabra de Dios. ¡Cuando construimos o estructuramos la iglesia de una manera que exalta a un sólo hombre o “equipo de hombres” y apaga los dones de los otros, somos criminales en los Tribunales Divinos debido a los daños y pérdidas que muchos sufrirán por el “fermento en la masa” y los Dones que no están siendo usados!

Normalmente no es porque las personas son “malas” que se construye equivocadamente. Generalmente es porque simplemente no sabemos construir la Casa de Dios con Su diseño. Durante 1800 años el mundo Cristiano ha confundido las cuestiones de quien es cristiano… de quien es el líder… de lo que la vida diaria debería ser… y de cómo las reuniones deberían ser. Nuestro Padre quiere restaurar esas cosas en la vida de cada uno ahora. Como la Palabra de Dios fue usada con negligencia en los días del Rey Josías, y la Verdad fue hallada en los escombros de los reinos y tradiciones de los hombres, así hoy las Verdades de Dios, que por tanto tiempo fueron ignoradas (pero siempre hallada en la Biblia) pueden liberar hombres. Dios cambiará tu vida milagrosamente y cambiará a todos a tu alrededor como resultado. Esas son verdades muy poderosas y preciosas. No importa si hay pocos o muchos en tu ciudad o pueblo, “para el Señor ningún impedimento hay para librar con muchos o con pocos” como dijo Jonathan, el amigo íntimo de David. “Aquél a quien fue dada confianza necesita probar que es fiel”. Necesitamos tener el valor para hacer algo sobre la Verdad que ignoramos o desobedecimos en el pasado. Y Él Mismo será tu Pastor, tu Fortaleza y tu Guardián al vivir valientemente por Él.

LaVidadeCristo.com
Español Languages icon
 Share icon