DAILY BIBLE READING
Read today's >

Today’s Story for the Young
Jehu Rides Toward Peace: And Jezebel Falls Off Her Throne >

DESCUBRE AQUÍ: ¡CÓMO NO SER SIMPLEMENTE UN ADOCTRINADO!

¿Sencillamente sigues a otros cristianos por seguirlos y no por tus propias convicciones? ¿Serías musulmán o budista o hindú o ateo si te hubieran criado así?

24/3/2015

Don't be just indoctrinated!

A continuación encontrarás: 1) El problema que por siglos ha confundido a personas honestas que piensan, y 2) La solución del Jesús bíblico al enigma intrigante y muy cargado. Lee honestamente y luego ¡celebra la Respuesta en Jesús!

¿Simplemente fuiste adoctrinado como cristiano?

Algunos argumentan que si una persona es criada en el Islam, adoctrinado desde la juventud, no hay mucha posibilidad de que alguna vez se convierta en cristiano. Por supuesto el mismo argumento se hace para un hindú o un budista, o para alguien que se traga el cuento de la “religión” atea… ya sea por pereza, o por una conciencia mala o por la seducción social. Lo que dices que eres es casi universalmente el resultado de lo que te enseñaron tus padres, lo que propugna tu ambiente o tu país, lo que desea la carne o lo que tu cónyuge te convenció a creer.

¿De veras? ¿Es esa la historia de nuestra vida?

¡Guau, cuán ridículo!

Sin embargo, cuán verdadero.

¿Cómo puede ser a la vez ridícula Y verdadera la facilidad del “adoctrinamiento”?

¿Estás SEGURO de querer saberlo?

Curiosamente, el punto es VÁLIDO. Casi todos los que han sido adoctrinados socialmente, en la familia o la cultura, por ventajas en los negocios o por el romance… realmente “se convierten” como un camaleón; respaldan y se transforman en lo que les rodea. La prueba para el observador honesto y marginalmente entusiasta está en frente de ti todos los domingos y durante la semana, así como es en las mezquitas los viernes y en las sinagogas los sábados. El mundo cristiano, para la mayoría de ustedes, está lleno de evidencia conclusiva e indisputable de que “eres lo que comes, lo que te han dado de comer”. Solo investiga por ahí.

Aquí está la clave. ¿Cuántos humanos de cualquier tipo o raza o religión conoces, que tienen el VALOR de cuestionar lo que el mundo, esto es SU mundo, les ofrece? Jesús dijo, “CASI NINGUNO”. Lee Lucas 13:23-28 y Mateo 7:13-23. “Son pocos los que van a salvarse” entre los que dicen “Señor, Señor, enseñaste en nuestras calles y comiste en nuestra mesa”. Jesús dijo que jamás los conoció. Ellos pensaban que todo estaba bien, pero estaban muy equivocados. Jesús dijo que “MUCHOS” están en esta categoría. Y, así como la gravedad, “ya sea que la persona cree o no” en la gravedad, o en las Verdades de Jesús, IMPORTA en un nivel de “vida o muerte” con o sin su consentimiento.

SABES que esto es verdad. Solo una fracción del mundo cristiano realmente cuestiona las concesiones, el amor al mundo, y lo cuestionable de las vidas y las palabras y las prioridades… la tibieza que los rodea en su vida diaria. Los discursos, los libros, la música y la vida social son sustitutos aceptables de la Realidad que existe en Cristo, para la mayoría. El “hombre detrás de la cortina” de un púlpito o libro, y la persona en el tapete o la silla junto a ti están completamente bien si dicen las cosas correctas, “porque entonces yo también estoy bien.Ni me importa si existe alguna sustancia y Vida y convicción detrás de las palabras de lo mencionado, con tal de que todo mundo acepte también mi pecado”.

Una vez más… SIGUE LEYENDO PARA ENCONTRAR LA GLORIOSA SOLUCIÓN EN JESÚS.

Muchos cristianos carecen de convicciones en cuanto a si sus vidas SE PARECEN a los principios que declaran tener—los mandatos de Cristo. Jesús mismo hizo de sus mandatos, no “condiciones para la salvación”, sino “PRUEBAS de la salvación” en su Espíritu. “La iglesia” y “la cristiandad” son para muchos, desafortunadamente, solo un lugar adonde asistir y algo en la cual emplear sus mentes y sus vidas sociales, en vez del contrato o pacto de vida y muerte que fue la intención de Jesús que fuera.

La religión, desde el amanecer de la humanidad, ha sido un medio de perpetuar la superstición y llenar los vacíos del entretenimiento, la emoción y la interacción social, además de ser una manera de mitigar la culpa. Esto, como sugiere el título, ha llevado al “adoctrinamiento” de principios cristianos, hindúes, musulmanes, budistas y ateos, para evitar problemas y mantenerse cómodos en esta era moderna. Si una “convicción” le costara al asistente promedio sus relaciones más apreciadas, o dañara seriamente su trabajo, sus finanzas o su sueño… la “convicción” de realmente HACER algo que enseña Jesús, sería desechada tan fácilmente como el periódico de ayer.

Los que hacen concesiones y los “cristianos sociales” no nacidos de nuevo escogen el camino fácil, el camino políticamente correcto, el camino “pacífico” aceptado. Este es “el camino ancho”, como lo llamaba Jesús.

Las cuestiones mencionadas se encuentran a menudo en un marco evangélico, protestante, católico o carismático. Cuando se encuentran estas cuestiones en una cultura o una congregación “cristiana”, muchos están simplemente “adoctrinados”. Y ¿cuán diferente es aquello EN REALIDAD de “criarse” como budista o musulmán o hindú o ateo? Honestamente, es lo mismo. Los que simplemente fueron adoctrinados no son salvos, según Jesús. ¿Por qué? Porque esta falta de vida y amor y convicción y abandono a sus verdades de una manera milagrosa, no es lo que dijo Jesús que es un cristiano, ni es la puerta por la cual se encuentra la salvación. Si es difícil para ti creer esto, a causa del adoctrinamiento, lee Lucas capítulos 9 al 14. Vea lo que Jesús mismo dijo acerca de la “religión” VERDADERA en contraste notorio con las versiones popularizadas que se encuentran por todo el mundo. Lea 1ª de Juan, el libro que escribió el “apóstol del amor” 60 años después del Pentecostés a la “segunda generación” de personas que podrían solamente estar aceptando lo que les dijeron sus padres. Juan dio “PRUEBAS” de conversiones verdaderas en contraste con otras falsas, basándose en los “depósitos”, las PRUEBAS de cómo realmente se ve “el Espíritu de Cristo en el interior” cuando una persona realmente es salva y no simplemente adoctrinada.

Así que, es verdad… si la mayoría hubiera nacido en alguno de los lugares del mundo—India, Japón, Brasil, Arabia Saudita, Irán, Francia, Estados Unidos, Siria, Zimbabue, etc.—fácilmente recurrirían a formarse en fila para seguir lo que les rodea, y lo que les pueda brindar alguna recompensa o aceptación personal, sin pensarlo más. Serían musulmanes si estuvieran en una nación musulmana, casi sin excepción. Y así sucesivamente. La mayoría cuestionaría, y de hecho cuestiona muy poco, y se forman como las ratas tras el flautista de Hamelin, para ser como aquellos que les rodean.

Pero ¡ESPERA! ¿Puedes escucharlo?

Escucha. Ahora.

¡ALLÍ ESTÁ!

¡“Sepan esto”, dice el Señor de las Huestes! ¡TU PUEDES ESCOGERLO A ÉL, y todo mundo lo puede hacer! ¿Por qué? Porque DIOS MISMO DECRETÓ QUE TODO HOMBRE ESCUCHARA SU INVITACIÓN, por él mismo, desde su propio corazón (Romanos 1:16-32).

Por RAZONES EGOISTAS la mayoría de las personas no escuchan. Aunque 100% de los 14 mil millones de humanos que han nacido en esta nave espacial redonda—la tierra-- desde el Inicio están invitados al Banquete de manera supernatural e inevitable por DIOS MISMO, para entrar en la Presencia de Abba en su Hijo, “la mayoría” decidirán ser adoctrinados por lo que les rodea en vez de escuchar y responder, rendidos a Él. Sin embargo, toda persona, desde la juventud hasta los 120 años de edad, escucha de Dios mismo. Es verdad. ¡No te equivoques en cuanto a esto!

Cuán maravillosa es esta noticia, mas cuánto condena a la carne humana. En vez de buscar Citas Divinas y la Oportunidad Divina que tenemos disponibles, “muchos” siguen buscando la aprobación de los hombres y de los parientes, y la mayoría sigue buscando su propio placer y comodidad y quiere hacer sus propias decisiones. Esta decisión cobarde o perezosa de rechazar la Invitación de Jesús (que Él presenta a todo hombre y mujer) ocurre vez tras vez, en los asientos de los convertidos falsos los domingos, y en tapetes de oración en las mezquitas de todo el mundo, si es allí que Abba decide confrontar a los dioses falsos en nuestro ser interior o por circunstancia. La mayoría “no quiere que este hombre Jesús reine sobre ellos” sino más bien prefieren “ser dioses, escogiendo para ellos mismos lo bueno y lo malo”.

Recuerda, lee TODO hasta el final para descubrir la Respuesta.

“POCOS”-- ya sea en religiones musulmanas, “cristianas”, hindúes, budistas o ateas—se detienen a escuchar el llamado de Dios en sus conciencias, que les testifica que busquen al único Dios verdadero y a su único Hijo, su Mesías Jesucristo. “Pocos” (como esclavos tipo “doulos” a su amor y su vida) permiten que ÉL haga todas las decisiones y determine todas las prioridades, relaciones e inversiones de tiempo y recursos de todo tipo. En vez de esto, “muchos” procuran hacer de Él su elemento de seguridad, su chupete, un genio en una botella, el argumento santurrón de un abogado, o una red social, un día de campo familiar. Casi todos, ya sea en las bancas de iglesia o en los tapetes de las mezquitas, o en casa, o en el trabajo… ignoran ese gemir cuando el Espíritu Santo testifica del Hijo, porque el mundo, las cosas del mundo y el afecto del mundo son más importantes para ellos que su Conciencia. Por lo tanto, sus conciencias están cauterizadas.

Ciertamente, la ira de Dios viene revelándose desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los seres humanos, que con su maldad obstruyen la verdad. Me explico: lo que se puede conocer acerca de Dios es evidente para ellos, pues él mismo se lo ha revelado. Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa. A pesar de haber conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se extraviaron en sus inútiles razonamientos, y se les oscureció su insensato corazón. Aunque afirmaban ser sabios, se volvieron necios y cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes que eran réplicas del hombre mortal, de las aves, de los cuadrúpedos y de los reptiles.

Por eso Dios los entregó a los malos deseos de sus corazones, que conducen a la impureza sexual, de modo que degradaron sus cuerpos los unos con los otros. Cambiaron la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a los seres creados antes que al Creador, quien es bendito por siempre. Amén.” (Romanos 1:18-25)

Y cuando él venga, convencerá al mundo de su error en cuanto al pecado, a la justicia y al juicio; en cuanto al pecado, porque no creen en mí; en cuanto a la justicia, porque voy al Padre y ustedes ya no podrán verme; y en cuanto al juicio, porque el príncipe de este mundo ya ha sido juzgado”. (Juan 16:8-11)

Ahora, ¡aquí están las Buenas Noticias!

“Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Éstos no nacen de la sangre, ni por deseos naturales, ni por voluntad humana, sino que nacen de Dios”. (Juan 1:12-13)

Dios es BASTANTE claro en cuanto a decir que el compromiso humano o la decisión intelectual no pueden salvar nuestras almas. De la misma manera es muy claro en cuanto al hecho de que la herencia de tus padres y tu educación cultural no pueden salvar tu alma, ni la mía. No puedes nacer de nuevo por inercia. Jesús dijo que es obligatorio el segundo Nacimiento para ser salvo; para ir a su Cielo, el Nacimiento o Re-nacimiento SOLO puede ser un evento RADICAL, un momento en el tiempo. La crianza familiar, la escuela dominical o el ambiente sociocultural tienen poco que ver, excepto por ser (como dijo Pablo a los judíos en Roma) contextos donde se siembran semillas de verdad para los que quieran recibir y obedecerlas. No es posible que la presión social de los amigos, de la familia, de un cónyuge o de los hijos, efectúe el Milagro que Dios llama regeneración por la Sangre y el Espíritu de su Hijo Jesús. No puedes llegar por inercia a nacer por segunda vez. Esto implica hacer un Pacto, un Voto jurado entre dos partes por la Eternidad. No se aceptan devoluciones.

Simón Pedro dijo, “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”. Y Jesús le dijo: “Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás… porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo. Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra [tu Revelación personal del Padre, del Cielo, de quien soy] edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:16-18).

La ROCA de la Vida en Jesús es que TODO HOMBRE, TODA MUJER que quisiera llamarse su seguidor, un milagro nacido dos veces de la Gracia y el Poder de Jesús, TODOS los que se llaman cristianos y miembros de la Iglesia de Jesús tendrán SU PROPIA revelación de Jesús como AQUEL que “no te lo reveló ningún mortal”. El único Milagro de Salvación que es real y verdadero no se originó por “asistir a la iglesia” en sí, ni por escuchar lecciones de la Biblia y luego dejarse llevar por los amigos o parientes, o para complacer a un cónyuge, o porque tiene más sentido intelectualmente. No puede haber NINGUNA Salvación en ninguna de estas cosas según Dios. Jesús tiene la razón 100% y Él es el ÚNICO camino al Padre, Jehová Dios. La salvación es en Jesús, sin importar la religión cultural en la que se “adoctrina” a una persona, ya sea buena o mala. ¡Se encuentra la salvación al escuchar el Llamado de Jesús y decidir abandonarse totalmente a Él!

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando alguien con valor ha encontrado la Voz de Jesús al nivel del corazón? Lee Hechos 2:36-47 y nota cómo se hace y se contesta la pregunta ¿Qué debemos hacer para ser salvos? Observa lo substancioso y lo específico de la Respuesta, por los que conocen a Jesús personalmente. ¿Nos atrevemos a contestar de la misma manera que los que caminaron con Jesús? ¡Debemos hacerlo! Y luego nota cómo la VERDADERA conversión y el entrar DIOS a vivir dentro de uno cambia todo en la vida de una persona, por su Espíritu, saciando y saturando su ser interior (Hechos 2:36-47).

La salvación se encuentra SOLAMENTE en tener un encuentro con Jesús, darle la cara y ENTREGAR la vida entera a Él (esto es, “Fe”, “Creer”): pasado, presente, futuro, esperanzas, sueños, relaciones, pasatiempos, trabajo, temperamento, talentos, finanzas, posesiones, temores, ambiciones, orgullo y miembros de la familia. Los que lo desean A ÉL y desean la liberación que se encuentra solo en ÉL abandonan TODO en las manos capaces de Jesús. Y cuando le fallamos en cualquier aspecto de eso, decidimos regresar inmediatamente a aquel Lugar como nuestro centro de gravedad en Jesús. Solo puede encontrarse la Salvación bíblica en un encuentro personal con Jesús y en una respuesta plena e incondicional, estando inmersos en Él. Debe ser “sin Plan B”, y como el himno dice “He decidido seguir a Cristo… no vuelvo atrás”. “Son pocos los que la encuentran”, dijo Jesús a los que decían conocerlo, comieron con Él, escucharon sus enseñanzas e hicieron sus obras. Pero la mayoría que están en el “camino ancho” estarán simplemente adoctrinados en alguna creencia o en otra, dijo Él.

¿Eres un adoctrinado? ¿Serías solo un musulmán si estuvieras en Irán? En otras palabras, ¿eres simplemente un mortal sentimental, supersticioso y pegajoso, que se aferra a algo por inseguridad?

¿O ERES, SERÁS UN DISCÍPULO DEL DIOS ALTÍSIMO, UN CRISTIANO ABANDONADO EN SU FE, CON EL ESPÍRITU DE JESÚS DENTRO DE TI?

¡Ah, ese “mejor lugar” es obvio!

¿LEVÁNTENSE, HOMBRES Y MUJERES DE DIOS! CUMPLAN SU DESTINO: ¡CAMBIAR EL MUNDO EN JESÚS!

lavidadecristo.com
Español Languages icon
 Share icon